El trabajo de la asamblea ha durado 7 meses, en los que las 100 personas que la componen han definido 172 propuestas de acción climática.

Ver documento de recomendaciones de la Asamblea Ciudadana para el Clima

Las 172 recomendaciones están organizadas en 58 objetivos y divididas en cinco áreas de vida y sociedad: consumo; alimentación y uso del suelo; trabajo; comunidad, salud y cuidados; y ecosistemas. Las recomenaciones buscan construir una España más segura y justa frente al cambio climático.

Área de vida y socieda de consumo, que recoge 7 objetivos y 36 recomendaciones:

  • Fomentar la arquitectura verde y sostenible y facilitar que el parque de edificios (tanto nuevos edificios como existentes) se adapte rápida y fácilmente a los mejores estándares existentes de consumo de energía y de agua (5 recomendaciones).
  • Facilitar el ahorro de energía y el consumo de renovables (5 recomendaciones).
  • Conseguir un consumo sostenible en el sector turístico que reduzca el impacto ambiental del sector y promueva estilos de ocio sostenibles (5 recomendaciones).
  • Concienciar desde la educación formal y no formal a diferentes agentes sociales y generaciones futuras del impacto que tiene el consumo en el cambio climático para fomentar un estilo de vida más sostenible a nivel planetario (4 recomendaciones).
  • Instaurar un modelo económico circular basado en las 7Rs (Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Renovar, Recuperar y Reciclar) que conlleve una transformación cultural (7 recomendaciones).
  • Mejorar la gestión individual y colectiva de residuos para reducirlos y favorecer su reutilización y reciclaje (7 recomendaciones).
  • Reducir las emisiones de GEI derivadas del transporte de mercancías (3 recomendaciones).

Área de vida y socieda de alimentación y usos del suelo, que recoge 9 objetivos y 28 recomendaciones:

  • Promover la transición agroecológica y reducción del impacto ambiental de la producción de alimentos con criterios de soberanía alimentaria y justicia social. 
  • Reducir las emisiones e incrementar los sumideros de GEI en la producción de alimentos.
  • Reforzar la formación en el territorio sobre prácticas sostenibles en agricultura, ganadería y pesca.
  • Promover la distribución y transformación de la producción agrícola, ganadera y pesquera sostenible de cercanía (de la biorregión).
  • Controlar y mejorar el uso eficiente del agua. 
  • Mejorar la gestión individual y colectiva de residuos.
  • Reducción, reutilización y valorización de los residuos que genera el sistema alimentario en toda la cadena alimentaria.
  • Promover una alimentación sana, alineada con los objetivos climáticos, sostenible y basada en la soberanía alimentaria en todos los niveles: alimentación individual, familiar y restauración colectiva.
  • Mejorar la gobernanza participativa del sistema de alimentación.

Área de vida y socieda de comunidades, salud y cuidades, que recoge 20 objetivos y 27 recomendaciones:

  • Impulsar, optimizar, reestructurar y mejorar la movilidad sostenible con infraestructuras de transporte público eficiente y no contaminante.
  • Reducir el impacto en el cambio climático de la movilidad aérea.
  • Reducir el uso del coche
  • Trabajar para conseguir una transición justa, tanto en las migraciones internas, como en las migraciones forzadas provenientes de otros países y, al mismo tiempo, buscar sinergias entre migración y el aprovechamiento de las infraestructuras existentes y desaprovechadas (España vaciada).
  • Aumentar la conciencia, el conocimiento y la sensibilidad ante las consecuencias e impactos del cambio climático y las maneras de actuar frente a él en el contexto formativo.
  • Involucrar a la sociedad para actuar frente al cambio climático, fomentando el cambio de hábitos y prácticas.
  • Difundir y universalizar la información sobre cambio climático, y que sea veraz, con base científica, clara, pedagógica y accesible, evitando la difusión de información falsa.
  • Protección del medio rural frente a actividades con alto impacto medioambiental, incrementando así la calidad de vida.
  • Frenar la despoblación y envejecimiento en las zonas rurales y favorecer el asentamiento de población.
  • Fomentar el aprovechamiento, conservación y gestión sostenible de los recursos existentes del medio rural para la fijación de población y el desarrollo de empresas sostenibles.
  • Reforzar la atención a la dependencia y cubrir el aumento de las necesidades de cuidados derivadas de los impactos del cambio climático en la salud de las personas, especialmente en personas vulnerables y dependientes.
  • Fomentar la resiliencia climática, dotando de mecanismos y recursos para poder entender los riesgos del cambio climático y fomentar la respuesta ciudadana para poder manejarlos, a través de la responsabilidad individual y comunitaria.
  • Prevenir y minimizar los impactos y riesgos derivados del cambio climático y los efectos de fenómenos climáticos extremos.
  • Impulsar un enfoque integral de la salud frente al cambio climático a través del refuerzo y la capacitación del sistema sanitario.
  • Aumentar la concienciación y la participación activa de la ciudadanía en los procesos de elaboración, desarrollo e implementación de políticas públicas ante los efectos del cambio climático.
  • Favorecer la cohesión e igualdad social para una transición justa en todos los niveles: laboral, sanitario, educativo, etc.
  • Conseguir una acción segura y efectiva frente al cambio climático, que no dependa de los cambios entre gobiernos.
  • Incorporar políticas de cuidados a personas y colectivos vulnerables en los planes de adaptación al cambio climático.
  • Adecuar las viviendas ante el cambio climático para personas en situación de vulnerabilidad y/o que necesiten cuidados específicos.
  • Crear un sistema de información que asegure la calidad de la calidad de vida y salud en manos de los profesionales.

Área de vida y sociedad de trabajo, que recoge 11 objetivos y 43 recomendaciones:

  • Reducir la sensibilidad de los lugares de trabajo frente a los impactos potenciales del cambio climático, aprovechando sus condiciones ambientales para mejorar la eficiencia energética.
  • Reducir la dependencia de las energías no renovables por parte de las empresas mediante el fomento del uso de energías renovables y el autoconsumo.
  • Lograr procesos eficientes y ambientalmente responsables en las empresas que garanticen una optimización de recursos y la reducción de emisiones de GEI.
  • Mejorar el comercio de emisiones.
  • Aumentar los sumideros de carbono.
  • Priorizar la movilidad sostenible y reducir el transporte en vehículo privado hacia los centros de trabajo para limitar las emisiones de CO2.
  • Adaptación de la jornada y organización del trabajo para contribuir a la reducción de emisiones y reducir los efectos perjudiciales en las personas trabajadoras.
  • Reducir los impactos de las empresas y sectores productivos y servicios, facilitando su reconversión y la de sus trabajadores, garantizando una transición justa.
  • Promover la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para avanzar a una economía descarbonizada, fomentando la economía circular, el equilibrio territorial y las alianzas entre universidad, empresas y grupos sociales de interesados.
  • Incorporar a lo largo de todo el sistema educativo y formativo conocimientos sobre cambio climático.
  • Fomentar la implicación y participación de las personas trabajadoras.

Área de vida y socieda de ecosistemas, que recoge 11 objetivos y 38 recomendaciones:

  • Asegurar la conservación de los espacios naturales y las especies animales y vegetales afectados por el cambio climático a través de planes y programas específicos.
  • Restaurar los principales ecosistemas del país afectados por el cambio climático para aumentar su resiliencia ante el cambio climático.
  • Reducir el número y la superficie de incendios forestales.
  • Situar los nuevos parques eólicos y fotovoltaicos en zonas de baja sensibilidad ecológica y ambiental, incluyendo zonas marinas.
  • Desarrollar nueva legislación para protección de los ecosistemas y la lucha contra el cambio climático y garantizar su cumplimiento real.
  • Reducir al mínimo los distintos tipos de contaminación que deterioran los ecosistemas.
  • Garantizar un uso y consumo sostenible y responsable del agua para ser resilientes ante el cambio climático.
  • Adaptar la normativa urbanística y habitacional (de vivienda) a los escenarios de cambio climático.
  • Diseño urbano respetuoso con el medio ambiente e incremento de espacios verdes en ecosistemas urbanos.
  • Difundir información veraz y con base científica sobre el cambio climático.
  • Aumentar el interés de la sociedad ante el cambio climático.