Publicado el miércoles 06 de diciembre del 2023

Las ciudades albergan la mayor parte de la población mundial y representan el 77% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Afrontan en primera línea inundaciones, sequías y catástrofes naturales y por ello, ministros de 40 países han apoyado que la acción climática también pueda impulsarse desde los Gobiernos regionales y locales.

ciudades 1

Actualmente, hasta el 90% de las ciudades están amenazadas por el aumento del nivel del mar y las tormentas, y sus residentes se exponen a temperaturas diez grados más altas que en las zonas rurales. Más de 40 ministros de medio ambiente, urbanismo y vivienda se han adherido a la "Declaración final conjunta sobre urbanización y cambio climático", que propone 10 medidas para apoyar e integrar la acción climática en todos los niveles de Gobierno y acelerar la financiación climática local para garantizar la adaptación de las ciudades.

La declaración sigue el Programa de las Naciones Unidas ONU-Hábitat y cuenta con el apoyo de Bloomberg Philanthropies. Esta adhesión ha tenido lugar en el transcurso del segundo encuentro de ministros en una COP (en Glasgow), y despues de que más de 1.000 líderes locales y 200 subnacionales se reuniésen en la "Cumbre de Acción Climática Local", celebrada por primera vez en la COP28. Debido al papel fundamental de las ciudades y Gobiernos regionales en la lucha contra el cambio climático y la necesaria adaptación de sus poblaciones, los asistentes han reclamado estar incluidos en los encuentros de las próximas cumbres del clima.

La Presidencia de la COP28 ha reclamado a los países integrar plenamente la acción climática a todos los niveles de gobierno colaborando con los regionales y locales en el diseño e implementación de nuevos planes y políticas climáticas, incluida la próxima ronda de contribuciones determinadas a nivel naciona antes de la COP30 en 2025. Eso mismo es lo que reclama la Coalición para Asociaciones Multinivel de Alta Ambición (CHAMP), que ha recibido hasta ahora el apoyo de 60 países (ver el partenariado CHAMP).

Las ciudades, que albergan a la mayor parte de la población mundial, contribuyen con más del 70% de las emisiones de CO2. Sin embargo, su acción puede reducir drásticamente las emisiones: dos tercios de las NDC actualizadas presentan un contenido urbano moderado o fuerteSin embargo, el financiamiento sigue siendo un obstáculo crítico. Solo el 21% de la finación  se asigna a la adaptación y la resiliencia y, de esta, solo el 10% llega al nivel local.

Una de las claves de la reducción de las emisiones y la contaminación se encuentra en el transporte: “La declaración hace una llamada al uso eficiente de energía en el transporte. Estos dos sectores, energía y transporte, deben ir de la mano”, ha valorado la responsable del partenariado sobre Transporte Sostenible y Bajo en Carbono (SLOCAT), Maruxa Cardama. La financiación es crítica para poder adaptar las ciudades a lo que ya ocurre y a lo que está por venir, así como para asegurar un transporte sostenible qe pasa “por el vehículo eléctrico, la bicicleta, el ferrocarril y otros”, ha añadido. Cardama ha querido dar su apoyo a los “alcaldes que toman decisiones políticamente difíciles pero muy necesarias en la gestión del tráfico en las ciudades, limitando su circulación”.

ciudades 2

“Que los estados incluyan en sus contribuciones nacionales (NDC) lo que las ciudades están haciendo es de extrema importancia” porque es aquí donde radica una verdadera transformación en la acción climática, ha valorado Elkin Velásquez Monsalve, representante de ONU Hábitat en Latinoamérica. “Ya son 33 estados en Latinoamérica, a los que se unen 16.000 ciudades”, ha explicado.

No obstante, queda por salvar el problema de financiación, y los recursos a los que tienen acceso por una parte, las ciudades de países desarrollados y las del Sur Global.

Lanzamiento de los Breakthrough 

  • En la jornada de hoy, se ha lanzado el Buildings Breakthrough, que reune a 27 países bajo el objetivo compartido de hacer que "los edificios resilientes y con emisiones próximas a cero sean la nueva normalidad para 2030". Está codirigido por Francia y el Reino de Marruecos, y los 27 países representan un tercio de la población mundial y la mitad de las emisiones mundiales. Desbloqueará la colaboración en materia de mitigación, adaptación al cambio climático y resiliencia en el sector. Más información: ver enlace.

  • Por otro lado, Canadá y los Emiratos Árabes Unidos han lanzado la iniciativa Cement and Concrete Breakthrough, una iniciativa internacional para acelerar las inversiones en la descarbonización del sector del cemento y el hormigón a través de una colaboración más profunda y global. Más información: ver enlace.

La huella de carbono de los jets privados.

La responsable del partenariado sobre Transporte Sostenible y Bajo en Carbono (SLOCAT), Maruxa Cardama, ha respondido hoy a una pregunta que se hace de forma insistente en la COP: ¿qué opina de la huella de carbono de los cientos de jets privados que transportan a los líderes políticos que acuden a la COP?


Desconozco cuál es exactamente la huella de carbono de esos jets privados, y estaría bien conocer exactamente su cuantía, ha empezado Cardama. “¿Qué hacemos cuándo estamos aquí? Una vez al año estamos en la COP por responsabilidad, para ejercer presión, para ver qué se está haciendo en todo el mundo para evitar la catástrofe. No puedo ofrecer ahora la huella de carbono de los jets, pero tenemos que ponerla en perspectiva: lo importante realmente es que hay un 50% de la población mundial que no tiene acceso al transporte público. Y eso es lo que va a reducir la huella de carbono. Hay que trabajar para ofrecer una combinación de sistemas de transporte electrificado, bicicleta... Hoy estamos aquí para tratar cómo se mueve la gente en todo el planeta, más que lo que hacemos una vez al año. A atención debe ponerse en cómo la gente actúa durante todo el año”.