La agenda de la presidencia de la COP27 ha dedicado el día de hoy a un elemento clave: la descarbonización y la industria. El día ha venido marcado por el anuncio de los gobiernos de un plan para acelerar la descarbonización  centrado en los principales sectores responsables de ellas en todo el mundo. Precisamente, esta jornada ha servido para el encuentro entre el sector público y los diferentes actores del sector privado para ver cómo avanzar, mediante tecnologías innovadoras y el financiamiento, hacia una economía descarbonizada.

ambicionCOP COP27 descarbonizacion 3

Lo han debatido las organizaciones y la industria del petróleo, el acero, los fertilizantes y el metano, los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Las cifras muestran el reto que afrontamos. El 80% de la producción de energía se basa hoy en fuentes fósiles. Los países del G20 son los responsables del 80% de las emisiones, que se concentran sólo en el 10% de la población. Por el contrario, 800 millones de personas siguen sin tener acceso a electricidad. África, India y Latinoamérica aún tienen un gran recorrido por delante para su desarrollo e industrialización. Se estima que la demanda global de energía aumentará un 70% para 2050. Todas estas cifras las ha expuesto el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Industria, Gerd Müller. Pese a estas circunstancias, “tenemos las soluciones. Tenemos la tecnología para reducir las emisiones”, ha aseverado. Para ello se requiere millones en inversiones, dinero que también tenemos. Pero para responder al reto, “hay que ser realistas: aumentar emisiones no es posible, sólo caben las energías renovables”.

Müller ha asegurado que mediante la eliminación de los combustibles fósiles pueden reducirse 10 billones de toneladas de emisiones de CO2 del total de 40, mientras que aumentando las plantaciones de bosques pueden alcanzarse 10 billones de emisiones negativas. “Necesitamos fortalecer las soluciones. Esta inversión ofensiva debe implementarse incluyendo el sector privado, que es imprescindible. Tenemos la tecnología, las soluciones y el dinero”, ha reiterado.

“Es necesario incluir a la industria, no es posible encontrar soluciones sin incluir a la industria”, ha insistido a su vez el CEO de Siemens Energy, Christian Bruch. Para el directivo, “necesitamos mejorar basándonos en la infraestructura y la tecnología que tenemos. Y movernos rápido, con más innovación, asegurando el suministro de forma sostenible”.

“La industria tiene que ser más vocacional e incluir a todos los agentes. Muchas veces las excusas hacen no ir adelante hacia la descarbonización. Es preciso hacer pasos en el corto plazo usando la tecnología que ya tenemos y con la mirada a largo plazo”.

“Queremos encontrar caminos para el éxito, el objetivo aquí es encontrar formas para mejorar”, ha afirmado el ministro del Petróleo y fuentes Minerales de Egipto, Tarek El Molla. Ante el ministro, el enviado Presidencial Especial para el Clima de Estados Unidos, John Kerry, ha urgido a un cambio de modelo.

John Kerry: “Podemos resolver el problema”, pero “tenemos que ser más serios y determinantes”

ambicionCOP COP27 descarbonizacion 6“Podemos apuntar que este país o el otro no está haciendo lo necesario”, ha afirmado el Enviado Presidencial Especial de EE. UU. para el Clima, John Kerry, que ha participado en la apertura del Día de la Descarbonización en la COP27. Lo cierto es que “la amenaza está aumentando. Los científicos de todo el mundo están intentando transmitirnos que la emisión de CO2 está matando a la gente, está destruyendo el planeta. No estamos implementando las medidas para hacer posible que el calentamiento global se limite a los 1,5 grados respecto a los niveles preindustriales, un objetivo que no es la solución, sino que evitaría los peores efectos del cambio climático. ¿Cuánto tenemos que esperar hasta afrontar el problema de forma seria?”

Para Kerry, “podemos resolver el problema” y “acelerar la transición”. Las 20 economías más fuertes, las que acumulan más emisiones, “tenemos que cambiar las dinámicas, no tenemos otra alternativa”. Según Kerry, contamos con la tecnología necesaria para recortar las emisiones un 45% en 2030. “Se plantea: ¿y la seguridad energética? Si el viento no sopla, si no hace sol… Y en cambio dependemos del gas de Rusia”, ha señalado Kerry. Para evitarlo, “Alemania va a construir una red para que el 80% de la energía provenga de las renovables en 2030 para no depender. Esto se puede hacer en todo el mundo. Es insano que haya países en los que solo el 3% de su energía procede de fuentes renovables, nos tenemos que mover más rápido”.

Según Kerry, hay muchas formas de acelerar la transición, y ha citado numerosas iniciativas impulsadas por empresas y partenariados. Lo cierto es que este discurso no ha gustado demasiado a la industria del petróleo y el gas, que posteriormente ha asegurado que su actividad sigue siendo necesaria para proveer al mundo de energía, si bien, mediante nuevas iniciativas, puede asegurar su transformación para ofrecer una energía no contaminante. “La industria del gas y el petróleo es parte del problema y quiere ser parte de la solución”, ha asegurado el ministro egipcio del Petróleo y Recursos Minerales, Tarek El Molla, que ha explicado que el sector está virando hacia la descarbonización en línea con el plan del gobierno. El marco del programa del país se anunciará en la COP. “Hay que impulsar partenariados entre las industrias del petróleo, el gas y los fertilizantes, y focalizar el esfuerzo en tecnología, inversiones y en la transparencia del mercado”.